aventuras y desventuras de un superviviente en la jungla madrileña, germanofilo y amante de la belleza,...preferiblemente femenina.

jueves, 18 de junio de 2009

Popotamo en Heidelberg



a poco más de una hora en tren, viniendo de Frankfurt y con un paisaje de interesantes cromaticas verdes y cúpulas bavaras que algunos disfrutamos mejor que otros

aparece

ciudad estudiantil, en cuyas vias gobierna imperial la bici y los transportes públicos,

centro historico mediaval, dnd se hayan insertadas algunas facultades-


la fortaleza que ya se vislumbra dnd el autobus te deja, parada Rathaus



que resistia al estilo Asterix, ahora y siempre al sacro imperio, al llegar ves una pendiente a base de escalones, la relación total la anuncian antes de la ascension, la cifra, 300 y pico, da una pereza enorme, pero no queda otra


y cuya entrada nos introduce a


con sus toneles de vino enormes,

y el museo de farmacia aleman, con un muy interesante enfoque retrospectivo extasis de cualquier aficionado a estos mundos de potingues, perfumes, mezclas, y quiromancia.


al descender descubres un camino sin escalones, lastima, si que había otra, pero como siempre ya es tarde, por la q desciendes quedandote cerca de la iglesia principal, (no recuerdo el nombre y no, no era catedral jejej)


las callejillas literales impresionan, parece que toda esa montaña verde fuese a caer en alud sobre nosotros,
el más largo paseo peatonal de europa, repleto de tiendas de ropa, imbiss
y sobre todo !librerias!, no se si será por su activo mercado de estudiantes, pero la variedad yan cantidad de ellas con precios muy economicos convierte el andar en una tentación constante para el germanofilo
dnd poder relajarte ojear antes de comprar
una visita francamente recomendable que te cambiará la mente
a que soy mono juas!

bsitos
Popotamín.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que pasa fenómeno, estas hecho un viajero!!!


Miguelón.

dejedi dijo...

Cada vez que entro aquí me entra el gusanillo de viajar ;)

Informo de que ya acabé evaluaciones así que tengo tiempo de comunicaciones más extensas que la última, anda, cuéntame cómo va la vida, que parece más emocionante que la mía y hace bastante que no sé de ti en condiciones :P

muaak

kobabumga dijo...

q tal Miguelón, para cuando esas cañas leches? q m tienes q contar novedades, un abrazo, popotamo.