aventuras y desventuras de un superviviente en la jungla madrileña, germanofilo y amante de la belleza,...preferiblemente femenina.

jueves, 20 de agosto de 2009

Helsinki


Para Helsinki y la travesia finesa nos hizieron de anfitriones mi amigo Mimosín y mi amita Miriam, ya desplazados con anterioridad y conocedores de la zona
Helsinki, sorprende pq no esperas mucho, pero es una ciudad muy acogedora, con bosques laguitos y cafés
 que invitan al relax. con unos museos altamente recomendables, 
mucha historia en sus calles, iglesias enormes y gente muy heterodoxa y tranquila. No es cara y puedes vestir de cualquier manera incluso saliendo de marcha con estos amigos fineses, la ardillota gigante, otro popotamo con pelo, la abejita y Grrr

dnd la gente hace botellon, allí está permitido, en los parques y en un par de cementerios que hay en la ciudad

el monumento a Sibelius, que parece el unico compositor que han tenido, aparece en todos lados, aquí dicen que cuando sopla el viento suena música,
este cementerio limitaba con la playa y con un bosque
foto tomada tras un cristal sepia desde el museo ubicado en la casa más antigua de Helsinki, lo que se ve coronando es la catedral blanca, luterana
aqui la catedral roja, esta de caracter ortodoxa
vistas de la ciudad desde una cafeteria ubicada en un rascacielos del frente, a lo lejos se podría apreciar suommelina

la famosa iglesia de piedra, que fresquito se estaba aquí
y la playa esos pajarracos acudian hacia nosotros de forma inquietante. Ojo las gaviotas de Helsinki son especialmente agresivas, cuida tu helado en el puerto, protege tus snacks, 
es cosa común en helsinki decorar las obras, para ello no dudan en reclutar artistas que dejan obras coquetas y dan a la ciudad un toque distinto a nuestros portalones metálicos
y el paseo por el bosque de las ardillas, dnd estas se acercaban codiciosas en busca de frutos secos o que bien comian o corrian a esconder el botin
video
lamentablemente tb hubo despedida, gracias por todo Miriotan y mimosín.

No hay comentarios: