aventuras y desventuras de un superviviente en la jungla madrileña, germanofilo y amante de la belleza,...preferiblemente femenina.

viernes, 12 de septiembre de 2008

viviendo freiburgo

Esta población pequeñita,en la que conviven por igual el frances y el aleman al estar en la frontera d la suiza gala y teutona merece capitulo aparte, su casco mediaval os dejará helados, mil relojes,
(este es el ayuntamiento)

torres,
casitas

(en la plaza del ayuntamiento)
estatuas coronando fuentes,


escaleritas escarpadas de madera con viviendas antiquisimas a los lados,
un rio de cuento,

con puentecitos (parte derecha, cubierta piso y tramas todo de madera, transitable por los coches)




coquetamente iluminada de noche, iglesias, cafés acogedores, pilla de camino entre ginebra y berna, con lo cual su visita es inexcusable. al estar todo concentrado se ve rapido, muy aconsejable, francamente encanta, me hubiese quedado allí a vivir, las aguas son perfectamente cristalinas para un popotamo, fue lo que más gratamente nos sorprendió en este viaje.


Bss
Popotamo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr. Popotamo and family:
¿Usted hace algo más además de viajar?
Con lo que viajamos los españoles y con lo que se supone que aprendemos; con lo que observamos y "licenciamos" por todos los rincones del mundo, me quiere usted explicar por qué sólo luego aplicamos aquí todo lo peor.
De los Pirineos para arriba todo es orden, pulcritud, conservación, respeto, "sentido común" para con todo.
De los Pirineos para abajo todo es desorden, suciedad, destrucción, mala educación, "sin sentido".
Entonces yo me pregunto: ¿De dónde hemos salido nostros? ¿Quién nos ha mal educado?
Lo curioso es que los de arriba de los Pirineos están encantados cuando vienen aquí, y nosotros cuando vamos allí. ¿No estaría mal que nos intercambiásemos durante un tiempo? ¿Quienes serían entonces los bárbaros? Seguro que ahora serían los que viene del Sur. ¿Te imaginas un botellón en esas plazas de Freiburgo? ¿O unos San Fermines en Ginebra?
España es diferente.

kobabumga dijo...

no solo me lo imagino sino que lo vivi. Un botellón en plena "cite" genovesa, de unas señoritas muy monas por cierto. nada q ver con los nuestros, no gritaban, nada de vandalismos, ni euforias injustificadas. lo más curioso es q al volver, no había ni una colilla, tan limpio como el resto d la plaza.

Y en cuanto a eso d q los guiris estan contentos aquí, diselo al q llega a Barajas, y en una mañana el cabrón del taxista de turno lo ha paseado por mostoles para llevarle a cibeles, le han robado el monedero y le han cobrado a precio de oro una comida deficiente con servilletas d papel.

los barbaros no estaban más allá del Rhin, sino allende Pirineos.
:(

sandra maldonado dijo...

Que bonito... que ganas de ir a Suiza. Hace tiempo estuve en Ginebra y me pareció una ciudad preciosa.
Por cierto, tu compañía me encanta, no sabía de su existencia!!
Bss

Ewa dijo...

Que gracia, yo cuando empece a ver las fotos, pense que eran de Varsovia. De hecho, si te pones en un puente o en un punto alto de la ciudad, veras que es parecido el paisaje... y estas casitas tan encantadoras del casco antiguo son igualitas a las de Varsovia, hehehe.
Sera por culpa de nostalgia que puede conmigo... Besitos cielo